Noticias flecha Estamos leyendo, estamos viendo

Noticia


17/05/2013
Estamos leyendo, estamos viendo

He vuelto estos días a ver una película que ya en su día me fascinó y sobre la cual quiero hacer algunas reflexiones.

Película: Amelie
Título original: Le fabuleux destin d'Amelie Poulain.
Año: 2001
Director: Jean-Pierre Jeunet

Amelie no es una chica como las demás . Aunque su vida es sencilla, trabaja como camarera en un café de Paris, a sus 22 años, por casualidad descubre su objetivo en la vida: arreglar la vida de los demás. Para ello empieza por las personas más cercanas: su padre, sus compañeras de trabajo , sus vecinos ....Inventa toda clase de estrategias para intervenir, sin que se den cuenta, en la existencia de estas personas de su entorno con el objetivo de ayudarles a encontrar la felicidad. Pero mientras tanto, es ella la que tiene que buscar su propia felicidad.

Esta película como un cuento encantador nos hace reflexionar sobre algunos valores esenciales en la vida de las personas como: la generosidad, el altruismo, la empatía y el deseo de ayudar a los demás. Estos valores han permitido nuestra supervivencia como especie y hoy siguen siendo fundamentales o deberían serlo en la educación .

Amelie descubre que dando a los demás se siente feliz, algo que también les sucede a muchas personas que se dedican por ejemplo al voluntariado o a cuidar de alguien cercano. La felicidad realmente se comparte y los estudios confirman que las personas que se dedican a ayudar a los demás son más felices, gozan de mejor salud y viven más años. Por eso algunas asociaciones de voluntariado se atreven a definir el voluntariado como un "acto egoísta" que proporciona más beneficio al que da que al que recibe la ayuda, cariño, compañia de otro ser humano.

La película también nos hace pensar algo que los investigadores han confirmado: la felicidad no la podemos encontrar encerrados en nosotros mismos, sino en la relación con los demás. Más que la salud o el dinero, sabemos que es el amor y las relaciones con los demás lo que nos aporta mayor grado de bienestar y alegría. El impacto de la soledad en la salud es claro, la soledad se asocia al aumento de enfermedades y a una mortalidad más alta. Un dato: estar solo perjudica más a la salud que fumar 8 cigarrilllos al día.
¿Estamos preparados para aceptar este hecho? ¿ no vivimos en una sociedad en la que cada vez más personas se sienten solas, sobre todo personas mayores?.

No hay excusas, sabemos que el altruismo, la generosidad y las buenas relaciones con los demás nos ayudan a vivir más años y más felices. Merece la pena que trabajemos conscientemente para que nuestras relaciones sean más positivas. Para ello podemos empezar por trabajar habilidades que todos tenemos como la capacidad de escucha, la empatía y la asertividad. Todas estas habilidades se desarrollan como cualquier otro músculo del cuerpo, CON EJERCICIO!!!

 






Volver atrás